Doctor en Física Leopoldo Soto: “En nuestro país se debe democratizar la ciencia”

Foto PN 1

Leopoldo Soto tiene una amplia trayectoria en el mundo de las ciencias, es Licenciado, Master y Doctorado en Física de la Universidad Católica. En 1993 se convirtió en el primer físico que obtuvo el doctorado con una tesis en física experimental otorgado por una universidad chilena. Ha desarrollado toda su carrera desde Chile y desde un lugar distinto a una universidad, desde un Instituto de Investigación del Estado, la Comisión Chilena de Energía Nuclear. Ahí creó el grupo y el Laboratorio de Plasmas y Fusión Nuclear. En 1999 obtuvo una Cátedra Presidencial en Ciencias en base a la recomendación de un jurado internacional de reconocidos méritos (Frank Wilczek, Premio Nobel de Física 2004, entre ellos). En 2007 fue reconocido como “Fellow of the Institute of Physics of United Kingdom”, y hasta ahora es el único chileno en haber recibido ese premio. Sus publicaciones superan las 100 y es el físico más citado a nivel mundial en física experimental de plasmas pulsados tipo plasma focus. Nuevamente es postulado este año al igual que en 2015, a recibir el Premio Nacional de Ciencias Exactas.Su principal área de investigación está relacionada con los plasmas densos transientes, potencia pulsada y óptica aplicada. El científico busca con afán “democratizar la ciencia” en nuestro país. 

¿Cómo surgió su acercamiento con el mundo de la física? 

Mis orígenes son en el barrio, yo me crie en la comuna de La Florida, vengo de una familia de clase media, estudié en el liceo de la comuna y desde que era niño siempre quise ser inventor, así que entré a estudiar física en la Universidad Católica en el año 82, en plenos años de dictadura.

¿Cómo fue la experiencia de estudiar en aquellos años?

Todos mis estudios de pregrado, los viví en la época de la dictadura, así que en mis primeros años que me involucré como dirigente estudiantil, donde fui presidente del centro de alumnos de física, consejero de la federación de estudiantes y durante el año 85’ cuando fueron tomados presos, los de la directiva de la FEUC, me tocó ser el vicepresidente subrogante mientras estaba preso Tomás Jocelyn Holt. Siempre me involucré en las demandas sociales,porque era importante y vivimos muy de cerca la represión de le época, pero sin dejar de lado mi carrera porque mi idea no era ser político, sino físico, pero había que involucrarse porque en aquellos años y de la forma en que funcionaba el país, no había posibilidad de hacer ciencias

¿Alguna anécdota de aquellos años de estudio?

Sí, en el curso de mecánica cuántica, con el profesor Migue Kiwi, en la primera prueba me saqué un 7, en la segunda un 4 y en la tercera un 1, con lo que me dio justo un promedio 4. El profesor Kiwi, estaba contento porque nunca había puesto un 7 en su ramo. Sin embargo, cuando me saqué el uno, el profesor me llamó y me dijo que hubiera sido mejor haberme sacado el mismo orden de notas, pero a la inversa y me reprochó mi afición a los movimientos políticos de le época como distractores de lo que eran mis estudios. Sin embargo él eraconsciente que era un rol importante el que jugábamos como estudiantes en los movimientos sociales. Por lo mismo, podría decir que nunca fui un alumno de gran promedio donde sólo 6 terminamos la licenciatura.

¿Cómo fue que se interesó en seguir el área de la física experimental?

Fue durante mi trabajo de tesis para la licenciatura que recordé que yo desde niño quise ser inventor, entonces tomé la decisión que mi trabajo iba a ser en la física experimental, área que en nuestro país y en esos tiempos tenía muy poco desarrollo. Ahí tomé la decisión de hacerlo en plasmas y ópticas, pero no necesariamente porque me interesara el tema, sino porque era el mejor lugar en que lo podía hacer en física experimental, guiado por el profesor Mario Favre y luego por el profesor Hernán Chuaqui en el doctorado. Continué en esa vertiente y fui la primera persona que obtuvo un doctorado en esa área entregado por una universidad chilena.

¿Cómo fue su ingreso ya al mundo laboral, ha llenado sus expectativas?

Fue muy curioso todo, yo quería trabajar en el área universitaria y un día encontré un aviso en El Mercurio que hablaba sobre una oferta de trabajo en mi área para una institución pública, nada más. Cuando quedé preseleccionado en esa oferta, me enteré que era para la Comisión Chilena de Energía Nuclear y me llama el director ejecutivo, donde me manifiesta su interés en que yo trabaje ahí, pero yo no quería quedar seleccionado porque no era una institución que fuera importante en el área de investigación. Así que al ser consultado por el director ejecutivo sobre qué sabía de la comisión, mi respuesta para no quedar fue, que sabía que existe hace 30 años y que no tiene ningún peso en la investigación científica en Chile. Para mi sorpresa esa fue la respuesta que él quería escuchar porque me dijo que necesitaba gente con ideas claras y convicción y me contrataron (ríe). Finalmente lo mejor que me pudo haber pasado fue haber sido contratado en la comisión porque pude crear un laboratorio del cual me siento muy orgulloso, poniendo ideas en el mundo.

¿Cómo fue que se especializó en los plasmas a pequeñas escalas?

De lo que me di cuenta fue que lo importante para el tipo de plasma que me interesaba estudiar (aquellos de interés en fusión nuclear), es la cantidad de energía por unidad volumen, entonces me decidí a buscar la regla de escala que me permitiera encontrar y construir en pequeño, plasmas pequeños pero con la misma cantidad de energía por unidad de volumen que la que se logra en los grandes experimentos del mundo, y así uno podía estudiar una física similar. Gracias a eso somos líderes en el mundo, en la miniaturización de equipos de plasmas densos tipo plasma focus, en el estudio de la física de los plasmas que producimos con ellos, somos conocidos mundialmente. Ademas a nuestras investigaciones hemos incorporado plasmas de baja temperatura, plasmas continuos. También nos gusta explorar aplicaciones, por ejemplo estamos estudiando el efecto de radiaciones pulsadas como posibles tratamiento para el cáncer con menos efectos colaterales. Por lo tanto estoy muy orgulloso porque la física experimental está en desmedro de la física teórica y los equipos y laboratorios que hemos desarrollado en el país, y los resultados que obtenemos no tiene nada que envidiarle a los del mundo desarrollado. Es más, hemos puesto ideas en el mundo e investigadores de otros países se inspiran en nuestros trabajos.

¿Qué cree que falta en Chile para que aumente el interés en las ciencias?

Debemos lograr que en el país la ciencia tenga mas valoración social. Es responsabilidad nuestra, de los científicos, demostrarle a la ciudadanía que la ciencia es importante, que es útil, no sólo por las aplicaciones que pueden resultar, sino también por que el conocimiento nos hace libres e independientes. La libertad termina donde empieza la ignorancia. En nuestro laboratorio, sin ser una universidad, hemos entrenado y formado a mas de 70 estudiantes de física e ingeniería. También hemos difundido a todo público nuestras investigaciones de una manera simple y entretenida a través de youtube, eso lo hicimos con profesionales del mundo audiovisual y el teatro, con las actrices Vane Miller, Javiera Acevedo y el actor Daniel Alcaino.

¿Qué se necesita para que en Chile exista más física experimental?

Falta mayor apoyo técnico, no hay una valoración social ni un entendimiento de la importancia profesional en el tema de la electrónica y la mecánica, por ejemplo. Se debe valorar el trabajo técnico profesional en la materia. Por otro lado, la física experimental es cara, y en este país se ha instalado a la ciencia como parte del libre mercado y uno debe participar de la oferta de fondos científicos, por eso que nos enorgullece lo que hemos logrado en la Comisión de Chilena de Energía Nuclear, lo hemos hecho obteniendo los recursos de fondos concursables. Por último, creo que se necesita llorar menos y trabajar más. Las condiciones de borde en Chile establecen que hay que hacer las cosas con pocos recursos, entendamos eso como parte del problema a resolver y seamos creativos para hacer ciencia de alto impacto desde Chile con los recursos que disponemos.

¿Cómo ve sus posibilidades para el premio nacional de ciencias exactas de este año?

Me imagino que al igual que yo todos los postulantes tienen los méritos científicos necesarios, y en ese sentido será una definición a penales. Mi nominación la realiza un movimiento ciudadano, G80, que son personas que estudiaron en la época de la dictadura y fueron un aporte al pensamiento y a la tarea de recuperar la democracia. Nosotros representamos a aquellos que nos abrimos paso en el mundo en una época donde era más difícil poder estudiar y adquirir conocimiento. Muchos quedaron en el camino, otros se convirtieron en destacados profesionales, artistas, intelectuales, y yo en un científico.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s